top of page

Walter Mehrer L - 5 Trucos para hacer más fácil la vuelta al trabajo



La vuelta al trabajo después de las vacaciones es dura. Tu cuerpo se ha acostumbrado rápidamente a acostarse y levantarse tarde, hacer las cosas con tiempo y a estar inactivo. Pero puedes vencer en esta pequeña lucha, lo haces todos los años. La clave está en hacerlo cuanto antes.


Cuanto antes practiques estos consejos, antes te sentirás mejor, y no importa si ya han pasado uno, dos o cinco días desde que se acabaron tus vacaciones. Puedes cambiar tus circunstancias, si decides hacerlo ahora. Siéntete bien en tu trabajo y cambia tu vida.


Primer consejo: Empieza todos los días con Yoga.

No hay forma mejor para afrontar la vuelta al trabajo con toda tu fuerza y energía que empezar cada día con Yoga. La dificultad de la vuelta al trabajo se debe a una cuestión mental. Una parte del Yoga es el Yoga mental, llamada Raja Yoga.


Cuando suene el despertador, siéntate en tu mat de Yoga y dedica uno o dos minutos a conectar con tu Yo interior. Vale, estás dormida/o y piensas más en la jornada de trabajo que te toca que en otra cosa, y sobre todo en que faltan 11 meses hasta las siguientes vacaciones. Pero es un pensamiento que puedes controlar. Mantén la mente en blanco e intenta bloquear cualquier pensamiento.


También te puede interesar esto: "Meditación para afrontar el 2021"


Haz un ciclo de respiración 5-10-10 (inspirar-aguantar-expirar). Siente que a través de la respiración te llenas de energía, que se transmite a todo tu cuerpo. Ahora otro ciclo más. Levántate y desayuna, toma un café, dúchate o lo que hagas normalmente.


Entre esos hábitos de tu día a día laboral que tienes a lo mejor desde hace años vamos a introducir otro más (aparte de empezar el día con las respiraciones anteriores), esta vez que sea de 5 minutos, ya irás aumentando cuando te acostumbres:


  • Empieza con un ciclo de respiración 5-10-10.


  • Mantente con la espalda recta mientras doblas las rodillas, y las palmas de los pies se tocan entre sí. Acerca los pies a la cadera, agarrándolos por los tobillos.


  • Repite alguna frase motivadora, como “Tengo energía más que suficiente para este nuevo día”, o “Voy a aprovechar la Vida al máximo”. Repítela tantas veces como sean necesarias para que te sientas bien y te la creas.


  • Vuelve a realizar un ciclo de respiración. ¡Para el primer día después de la vuelta al trabajo no está nada mal! Sigue así, y recuerda que este es un pequeño ejercicio para las mañanas, luego puedes tener otra sesión de Yoga más larga que será la que más te aporte a la vida diaria.


El resto de consejos para la vuelta al trabajo puede parecer que no son específicamente de Yoga, pero están influidos por la filosofía que es el Yoga, más allá de ejercicios físicos o mentales. Son formas de vivir la vida, bajo el prisma y las enseñanzas milenarias del Yoga.

Segundo consejo: Cambia de perspectiva.

Fundamental a la hora de la vuelta al trabajo, y tendrá un efecto profundo en ti durante el resto del año. Evita cualquier pensamiento que esté en sintonía con alguno de estos: “¡Qué pereza volver otra vez a la oficina!”, “Se me va a hacer muy largo”, “No quiero volver a ver a Fulanito”, “Odio este trabajo”, “Me aburre muchísimo la rutina”, “Gano poco”, “No me pagan lo que merezco”.


¿Verdad que los has tenido? ¿Verdad que se los has oído a otras personas? Decide conscientemente estar alerta, y que cada vez que te encuentres a ti mismo pensándolos, diciéndolos u oyéndolos, te des cuenta y los cambies por: “Voy a ser el mejor profesional que puedo ser”, “La mejor versión de mí mismo está a gusto y contento con mi trabajo” “Mi trabajo me aporta X económicamente, con lo que puedo pagar esto y lo otro, mantener a mi familia, etc., y en lo personal me aporta …”, “Quiero estar a gusto con mis compañeros y voy a hacer lo posible por mejorar nuestra relación”, “Si hago bien las cosas, surgirán nuevas oportunidades”, “Tengo que conservar mi ilusión y la esperanza”, y más del estilo.


Elimina cualquier resentimiento porque a alguien le vayan mejor las cosas que a ti, o que gane más, o goce de mayor prestigio. No ganarías nada si a todos os fuese mal, trata de mejorar tu vida.


Sé agradecido por tu trabajo, vive más alegre, y cambia la visión pesimista, incluso del vaso medio lleno, y sé consciente de que leer esto ya quiere decir que eres un privilegiado: tienes vista, riqueza suficiente para tener acceso a electricidad, un ordenador, conexión a Internet, y esto último implica no solo la posibilidad material de acceso a la red, sino que vives en un país que la permite, derechos reconocidos como ser humano, etc.


No se trata simplemente de la vuelta al trabajo: puedes cambiar tu visión del mundo y de la vida si aprecias todo lo que tienes.

Tercer consejo: Acepta los nuevos hábitos.

Como dije antes, ya has superado esto otros años, por lo que no son nuevos del todo. Desde que tenías 7 años has tenido una vuelta al trabajo, o al cole, la diferencia es que ya eres una persona adulta. Si quieres dirigir tu vida, levántate a la primera, sin rechistar, en cuanto suena el despertador..la primera vez.


Hay quien se lo pone un poco antes y disfruta esos minutos, estupendo. Pero desde que suena el timbre, el de verdad, hay dos opciones: hacerlo fácil o difícil. Si optas por lo fácil, será difícil durante unos días, y el resto fácil; si no, será difícil siempre, y quitarás tiempo al Yoga, a un desayuno tranquilo, a la visualización… vivirás a contrarreloj, siempre con prisas, y sintiéndote un niño pequeño. Lo que eres depende de tus elecciones.

Cuarto consejo: Visualiza el día perfecto.

Otro consejo que sirve para el resto de tu vida, independientemente de la vuelta al trabajo. Y se puede incluir en el Raja Yoga. Para los que no crean en el poder de los pensamientos y su influencia directa en la vida, es una buena forma para motivarse, tener ilusión y salir de casa con una sonrisa.

Siente las cosas que sentirías si algo resultase como tú quieres.


Piensa en un momento importante en el día que trate sobre cada uno los aspectos de tu vida: amor, familia, amistades, salud, trabajo, etc. Con un momento de gratitud sobre cada aspecto, tu vida empezará a cambiar, y mientras tanto ten fe. Como este post es sobre la vuelta al trabajo, te diré que en estos primeros días sobre todo lo mejor es enfocar la mente en visualizar una relación fluida con tus compañeros, que tanto ellos como tus jefes aprecian tu trabajo y te lo dicen, que recibes un aumento por lo bien que haces las cosas, que se te ocurre una idea constructiva, y otras cosas que tú consideres importantes. Imagínalo nítidamente.

Quinto consejo: Haz lo que sea necesario para sentirte bien.

No puedes permitir que al salir de casa te dominen los pensamientos y sentimientos negativos. Si no lo has conseguido hoy, haz todo lo que esté en tu mano para que mañana no se repita, como levantarte antes y así tener tiempo suficiente para hacer más Yoga y mejor (más concentrado), visualizar, repetir más veces las frases de las que hablé antes, o personalizarlas al máximo, sin que sean genéricas (al poner tu creatividad, tienen mucho mayor poder)… LO QUE SEA.

Un consejo extra

Si siempre te ha costado poner en práctica los consejos que te dan, aunque te parezcan correctos, te servirá hacer meditación y ganar fuerza mental y de voluntad. ¿Has visto arriba la imagen sobre nuestro libro de Aprender a meditar? Está sirviendo cada vez a más gente y también lo hará contigo.


Fuente via WideMat

bottom of page