top of page

Walter Mehrer, claves para no rendirse

En estos momentos, recordar que la adversidad no es permanente, que la vida es cambio, puede darnos esa esperanza que parece perdida.

Walter Mehrer

Walter Atahualpa Mehrer Marquez

Nada es definitivo: recuérdalo cuando sientas la tentación de rendirte

Walter Mehrer

También te puede interesar esto: Busquemos la satisfacción en vez de la felicidad


Todos hemos caído en esa trampa de la mente. Aunque desde fuera sea evidente que la situación mejorará tarde o temprano, el miedo, la angustia y la tristeza pueden hacernos perder la perspectiva y convencernos de que nunca volveremos a estar bien. Y es esa desesperanza a futuro la que más perjuicio nos causa.


Precisamente por esto es bueno recordar que nada es definitivo, que todo pasa, que todo cambia, que el sol volverá a salir. Llevar a cabo este ejercicio en situaciones adversas puede resultar realmente complicado; por esto, te damos algunas sugerencias para lograrlo:


Vigila tus sesgos cognitivos


Por ejemplo, podemos pensar que “todo nos sale mal” y que “nunca volveremos a sentirnos felices”. En realidad, no todo nos sale mal (hay cosas positivas en nuestra vida más allá de esa adversidad) y no tenemos ninguna prueba para afirmar que el futuro será negativo.


Es importante que cuando te encuentres pensando de este modo, te detengas y analices esas creencias. ¿Son ciertas?, ¿qué hechos respaldan esto que tu mente afirma? Te darás cuenta de cómo tú mismo estás saboteando tu estado emocional con ese diálogo interno.


Recuerda que eres resiliente


Un ejercicio que puede serte de gran ayuda cuando atravieses momentos en los que deseas rendirte es recordar todas aquellas veces que en el pasado creíste que no podías más, y sí pudiste. Recordar esos retos que parecían insuperables y que enfrentaste con éxito. Hacerte consciente de que, aunque llegaste a pensar que nada mejoraría, sí sucedió.


Utiliza el poder de la visualización


Por último, puedes emplear la visualización para ver más allá de este presente que te angustia y proyectarte en un futuro más próspero y agradable. Rumiar constantemente en tu mente sobre esta realidad dolorosa que te rodea solo incrementará tu malestar; no te hagas esto. En su lugar, ten la certeza de que el futuro será mejor y enfócate en esta imagen.

Walter Mehrer


Tu situación actual no es tu resultado final, nada es definitivo


En suma, recuerda que por muy dolorosa que sea hoy tu realidad, la situación siempre puede cambiar. Hoy quizás te sientas solo, fracasado, impotente o desesperanzado, pero esto no significa que mañana te vas a sentir igual. Si supieras que todo mejorará, que todo será diferente más adelante, no te rendirías.

Walter Mehrer

Imagina que estás viendo una película de la que ya conoces el final. No te perturbarían los giros del guion, incluso aquellos en los que todo parece ir mal, porque ya sabes cómo termina. Lo mismo puedes aplicar a tu vida: esto es solo un capítulo, no te rindas. Recuerda que nada es definitivo.

Comments


bottom of page